Inicio CABECERA El secesionista Joaquim Torra asumió como presidente de Cataluña

El secesionista Joaquim Torra asumió como presidente de Cataluña

38
0
Compartir

El sececionista Joaquim “Quim” Torra se convirtió ayer en nuevo presidente de Cataluña, prometiendo “una república para todos los catalanes”, tras superar la segunda votación de investidura, en medio de duras críticas de la oposición, que lo acusan de “xenofobia” por su defensa de un catalanismo conservador y excluyente.

La elección de Torra, el 131er. presidente de la Generalitat -el Ejecutivo catalán-, pone fin a más de cinco meses de bloqueo político desde las elecciones del 21 de diciembre último, en la que los independentistas recuperaron la mayoría parlamentaria. También implicará, en principio, que se levante la intervención del Ejecutivo central a la norteña región.

No obstante, el compromiso del nuevo presidente con un programa de gobierno separatista, para construir la República catalana, augura una profundización del conflicto entre la rica región de 7,5 millones de habitantes y el Ejecutivo central de Madrid.

Torra reiteró ayer que será un presidente “provisional” y que el presidente legítimo sigue siendo el líder independentista Carles Puigdemont, quien se encuentra en Berlín, Alemania, a la espera de que se resuelva su extradición a España, que lo reclama por rebelión y sedición.

“Quiero agradecer a todos la votación, y al presidente Puigdemont su generosidad. Quiero decirle desde aquí que lo vamos a investir, porque es uno de los objetivos que nos hemos propuesto”, fueron sus primeras palabras tras ser aprobada su candidatura.

Tras fracasar el sábado último en su primer intento de investidura, por falta de mayoría absoluta, Torra necesitaba en segunda votación una mayoría simple, que tenía asegurada con las cuatro abstenciones de los anticapitalistas de la Candidatura de Unidad Popular (CUP).

Su candidatura obtuvo 66 votos a favor, los que suman la fuerza independentista Junts per Catalunya (JuntsxCat) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), frente a los 65 votos en contra de la oposición, formada por los liberales de Ciudadanos, los socialistas del Psoe y el partido de izquierda Catalunya en Común Podem.

La CUP, que facilitó su investidura, argumentó que no apoyaba a Torra porque su gobierno “no se plantea en términos de desobediencia y confrontación”, pero, mediante la abstención, su partido pretende “crear un terreno de lucha política contra el Estado y el autonomismo”.

FUENTE: Diario Puntal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here