Naranja casi verde

    327
    0

    Holanda 2 México 1
    29 de junio. Fortaleza.
    13:00.
    Si bien Robben sonreía y saludaba a algunos jugadores mexicanos, Ni Márquez, ni Van Persie se miraban, representando cada uno el duelo que llevarían minutos después en el campo de juego. Holanda y México estaban frente a frente en un partido de octavos muy especial. En Fortaleza las cosas estaban dadas para un gran partido, donde nadie regalaría absolutamente nada.
    La gran incógnita era saber si Holanda sabía jugar de manera categórica yendo al ataque, a buscar el partido. México se paró en la mitad de campo regulando todo ese sector, mientras que Holanda trataba de administrar la pelota de forma ordenada.
    Robben siempre vertiginoso. El vendaval holandés parecía contraerse a los 10 minutos. A México le faltaba la puntada final en el ataque. Los aztecas avisaron a los 11 luego de un desborde. Con algunos huecos dejados por los sudamericanos, los europeos entraban pero no causaban daño. De a poco Holanda fue cediendo el terreno, comenzaba a contestarme lo que preguntaba al iniciar la reseña: Holanda no se siente cómoda yendo a buscar el partido y se notan muchos sus defectos defensivos y sus pocas ideas. A los 15 los subcampeones se salvaron de manera increíble y no sería la única vez. Peralta las corría a todas y complicaba a la última línea naranja. Salcido también se acercaba con peligro a la valla de Cillessen, que hoy no deslumbró con en otras ocasiones.
    A los 26 Van Persie trató de desequilibrar el marcador y casi lo logra, pero su remate salió desviado. México merecía lago más, pero esto no es boxeo, es fútbol.
    A veces el insistir con argumentos y coraje da buenos resultados. Este fue el caso de Giovani Dos Santos, que luego de un remate fuerte y esquinado puso las cosas México 1 Holanda 0 y estaba muy bien. Los verdes habían salido a cambiar la historia en los mundiales, ya organizaron dos, así que estaba bien que salieran a tirar la camiseta a la cancha como lo hacen los grandes. Los europeos tenían que buscar el empate de manera constante.
    En la segunda etapa los holandeses necesitaban la igualdad para seguir vivos. A los 55 casi estira las cifras Salcido. Luego Ochoa salvó de manera impresionante su arco al tapar un tiro a quemarropa a base de reflejos y capacidad. Rafa Márquez era cada vez más grande en la defensa tricolor. Luego a los 73 otra vez Ochoa salvó al equipo del Chavo del 8. No obstante México lo maniató y le jugo un partidazo a los de Van Gaal. Los aztecas habían llegado al mundial tras un repechaje y casi tenían a los 80 la clasificación en la puerta y era merecida. A los 87, tras una serie de rebotes y despejes cortos en el área de México, llegó el empate naranja en los pies de Sneijder, que no perdonó y se la clavó en un palo abajo y lejos a Ochoa. 1 a 1 y los europeos estaban mejor parados y pocos minutos después, a los 91, Robben se fabricó una jugada de la galera y tras ser al menos tocado por Márquez, cayó pesadamente en el área. PENAL. Las cosas se pusieron en pocos minutos negras para México. Para colmo con una ejecución magnifica, Huntelaar cambió la falta por Gol. 2 a 1 para Holanda.
    Guardado y Aquino buscaron lo imposible. Era una lástima y en dos jugadas los subcampeones del mundo, los sacaron del mundial. Ganó Holanda y fue flojito su trabajo en la calurosa tarde de Fortaleza. Ya no importaba la temperatura. Una tarde que iba a ser verde, terminó teñida de naranja eléctrico.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí