Pasó Brasil, con la garganta inflamada…

    368
    0

    Brasil 1 (3) Chile 1 (2)
    28 de junio. Belo Horizonte.
    13:00.
    Entramos a una instancia en donde no se puede perder. Ni empatar, ya que los alargues y los penales definen la llave y el pase a cuartos. Brasil dueño de la ilusión de revertir la arena en los ojos que sufrió en 1950, se enfrentaba a un Chile que no tenía historia, que no había ganado nada importante y que debía comenzar a escribir de puño y letra propia su presencia en los mundiales. Sampaoli les explicó a sus jugadores que deben pensar el partido como un boxeador de un país chico que quiere ganar un título en Las Vegas contra el local. Debe ganar con claridad y debe ser muy superior. Debe atacar a Brasil con vehemencia y continuidad. A lo Bielsa, pero defendiéndose bien.
    Así se jugaron los primeros diez minutos, a dientes apretados y Chile siempre con más impulso tratando de sorprender a los dueños de casa. Alexis se fue haciendo un picnic con Marcelo que se mostraba lento y limitado. A los 15 Chile controlaba la furia brasileña y bien el árbitro que no compró un penal trucho que vendía Hulk. Iban 17 y David Luiz le puso una puñalada de Goolll a Chile que no podía salir de arco. 1 a 0 para los pentacampeones. El clima era muy amarillo y verde. A los 30 las diferencias no eran significativas pero Brasil se estaba adaptando al partido que es una característica de los equipos de Filipao. A los 32 Alexis no los perdonó y cuando estaban todos descuidados los dejó con la boca abierta luego de recibirla de un lateral. (Error de Hulk). Gooool de Chile 1 a 1. Ya lo hemos dicho varias veces Brasil defiende muy mal como casi todos en este mundial. A los 35 avisó Neymar de cabeza. Una vez más Brasil lo metió a Chile dentro de su área, pero esta vez no pudo concretar de entrada. La elaboración del local no era exquisita pero era muy grande. Para destacar: Al final del primer tiempo Fred lo quiso saludar tocándole la cabeza a Medel y éste reaccionó mal como diciéndole, este partido es a cara de perro, a muerte. Luego al ingresar para el segundo tiempo los jugadores brasileros se mostraron más serios con respecto a su rival y ni se miraron a entrar al campo de juego. Brasil estaba en silencio. La realidad era un poco complicada para los dueños de casa. Las ideas las aportaba Chile, con equivocaciones pero siempre yendo al frente. Los trasandinos tomaban este partido como una final anticipada. Filipao estaba con la cara larga. A los 54 otra macana de Hulk que la tocó con la mano y convirtió. El gol fue anulado y el jugador delantero fue amonestado. Una positiva, al menos hasta ahí, el juez no estaba favoreciendo a nadie, como debe ser normalmente un arbitraje. Felipao estaba loco, le protestaba todo el hombre del silbato. A su equipo le faltaba estructura para pelear el partido. Luiz Gustavo recibió una amarilla por pegar fuerte en la mitad y en forma reiterada. El clima del público no era el mismo que en la primera etapa. A los 63 estaba para ganarlo Chile, Aranguiz no pudo vulnerar a Julio César, pero avisó.
    Partido con vértigo. Los de Sampaoli mordían en todos los sectores. Cuando se lo apura a Brasil, hasta el público se achica. El estupor se transformaba en impaciencia. A los 74 Brasil no pudo concretar y faltaban pocos minutos para terminar. La preocupación era solo brasilera. A los 80, bravoooo !!! por Bravo que salvó a Chile. Sobre el final Brasil daba la impresión de estar mareado y casi nocaut, aferrándose de las cuerdas. Finalizaban los 90 minutos y ahora venía el alargue. En el inicio del tiempo suplementario los brasileros arrearon a los chilenos hacia atrás.
    Medel en una pierna salvaba el arco chileno y su resistencia se tornaba peligrosa. Chile sin fuerzas y sin piernas estaba vulnerable y Brasil iba una y otra vez. Los amarillos se llevaban por delante a los rojos. La misma impresión que dejaba Brasil al finalizar el partido, la daba al final el primer tiempo complementario Chile. El nocaut estaba cerca del arco de Bravo. El mejor negocio para ambos era terminar ese complemento rápido.
    Momento de extrema tensión los equipos comenzaban el segundo complementario y las cosas estaban iguales, pero los equipos además presentaban cansancio y desorden. Medel con el corazón en la mano salva a su equipo cuando se reanuda el segundo complementario. Luego Medel fuera de la cancha desgarrado y Rojas era el reemplazo. Neymar también estaba en el borde del dolor y la distensión. Brasil en el centro raspaba a los jugadores chilenos. El avance colectivo y el dominio del juego, de los rojos, ya no estaba presente en la cancha. De a poco el partido se convirtió en un despojo físico de ambos equipos. Todos acalambrados. El protagonismo lo tenía Brasil, y era como prestado, y no sabía qué hacer con él.
    Felipao estaba desesperado, sabía que los penales son cara o cruz y no quería arriesgar tanto trabajo en esa quimera desde los once pasos. A los 119 Pinilla le rompió el travesaño a Brasil que tembló y no sabía en dónde estaba. Peeenalessssssssss. Muy bien Chile.
    Datos: Julio César lloró un largo rato antes de los penales. Bravo estuvo muy concentrado con sus compañeros que lo hablaron todo el tiempo.
    Ejecuciones:
    David Luiz…goool de Brasil. Simple a la derecha de Bravo.
    Pinilla…al medioooo Julio César lo atajó. Se adelantó el arquero.
    William…afueraaaa y las cosas otra vez iguales.
    Alexis…Julio César…Gigante ataja abajo el remate del chileno.
    Marcelo…goool de Brasil, la tocó Bravo a media altura.
    Aránguiz…goool de Chile, lo fusiló, el arquero parado.
    Hulk…Bravoooo al medio, y ahora puede estar todo empatado.
    Díaz…goool de Chile al medio, simple.
    Neymar…goool de Brasil con detención y amague en el medio.
    Y el último de serie: Jara palooooooooo, afuera Chile, y el fútbol es así… de casaulidad…
    Brasil no es ningún cuco.

     

     

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí