Inicio Locales Mariana, una trabajadora incansable

Mariana, una trabajadora incansable

11302
2
Compartir

Mariana Melano tiene Síndrome de Down, pero es el máximo ejemplo de que las personas que padecen algún grado de discapacidad pueden trabajar y desempeñarse laboralmente como cualquiera; desde hace 12 años, se desempeña en Mesa de Entrada del Registro Civil de calle Alvear de Río Cuarto.

Mariana 2Cada día, es una de las primeras en llegar, la puntualidad la caracteriza. Pero tiene una cualidad que se destaca aún más: su buen humor. “Se levanta cantando y se acuesta con música”, cuenta Miguel, su papá.

Mientras tanto, la propia Mariana reconoce: “siempre me levanto de buen humor, disfruto de todo un poco, soy muy feliz”.

“Se levanta cantando y se acuesta con música”

Cada día, Mariana atiende a las personas que llegan al Registro Civil en busca de realizar algún trámite. Su gran sonrisa recibe a cada uno de los asistentes al lugar. “Llego 7.20 y estoy en Mesa de entrada o sacando fotocopias”, cuenta Mariana, al mismo tiempo que agrega con cara de felicidad: “disfruto de todo un poco”.

Su padre, Miguel, manifiesta que Mariana “es un sol” tanto en la casa como en el trabajo: “es una chica incansable, tiene una energía que a los papás los está superando…”.

Cuando sale de trabajar, Mariana tiene afuera una vida llena de música y baile, sonrisas y gestos de felicidad, agradecimientos permanentes a la vida misma…

Según cuenta su papá, la joven baila todo el día y hasta asiste a una academia de baile de la ciudad. Además, le ayuda a su mamá en la casa, todo con muchas ganas y empeño.

Tanto Mariana como su papá Miguel aconsejaron a las empresas a emplear personas con discapacidad: “Las personas con discapacidad tienen una virtud y te dan algo que vos no esperás”, dijo Miguel. Mariana, en tanto, manifestó: “[Las empresas] Lo deben intentar, es muy lindo”.

Sin dudas, Mariana es un claro ejemplo de que sí se puede y de que las personas que padecen algún grado de discapacidad tiene una gran virtud: su alegría, su felicidad, la valoración de los pequeños momentos, la energía incansable, el empeño y el gran corazón que usan como bandera en cada situación de sus vidas.

“Las empresas lo deben intentar”

2 Comentarios

  1. Ella estaba el dia que anotamos a mi hija…y la verdad que su buen humor nos contagio de alegria y nos regalo un momento hermoso…es un ejemplo para todos aquellos que mucha gente le dicen que no pueden….ES UNA GENIA LA ADORO…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here