Compartir

Lo expresó a Primero Noticias Martín Gutiérrez, Director de Fiscalización y Control, al referirse a la situación de las familias en Bario Oncativo.

Según precisó el Ingeniero Martín Gutiérrez, Director de Fiscalización y Control, en total son 37 casos en estudio, de los cuales 14 fueron confirmados y 23 aún siguen siendo analizados.

El funcionario precisó que el 15 de marzo de este año realizaron la primera intervención en Barrio Oncativo, luego de que un vecino llevara a analizar por sus propios medios una carne y el análisis diera positivo.

En esa oportunidad, se secuestraron 7 animales de un corral y no hubo enfermos, porque la persona llevó la carne a analizar previamente al consumo de la misma.

La semana pasada, en tanto, tomaron conocimiento de un caso positivo de Triquinosis detectado en el Hospital San Antonio de Padua y como consecuencia, comenzó a investigarse y se determinó que el consumo de cerdo se había producido entre el 5 y el 12 de junio y que el foco de la enfermedad estaba en dicho sector de la Ciudad.

Gutiérrez informó que tras la confirmación de los 14 casos, se decidió realizar un trabajo en conjunto entre Municipio y Provincia y llevar adelante un abordaje integral.

Todo derivó en el procedimiento realizado este miércoles, en el cual se secuestraron y faenaron 86 cerdos.

El ingeniero destacó la colaboración de los vecinos y la inexistencia de incidentes en el operativo.

Destacó al mismo tiempo, el trabajo de contención a las familias de dicho sector de la ciudad que están llevando adelante desde la Provincia y el Área de Desarrollo Social de la Municipalidad local: “lo primero es el cuidado de la salud de las personas, es algo básico que tenemos que hacer. Se está trabajando en la contención social de estas familias”, aseguró.

Al mismo tiempo, sostuvo que las autoridades no pueden permitir que se sigan criando animales en estas condiciones y explicó que la Ley sanitaria los obliga a secuestrar a toda la tropa “porque no podemos saber a priori cuáles son los animales infectados y lo hacemos para evitar que se propague la enfermedad”, según dijo.


Señaló que se trata de animales que no cuentan con ningún tipo de control sanitario y que se han alimentado siempre con basura.
“La Ley de sanidad animal prohíbe el consumo de esta carne; por eso, es faena sanitaria”, informó el especialista.

Y agregó firmemente: “ningún animal puede ser alimentado con desechos de comidas”.

Compartimos la entrevista completa:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here