Inicio Economía Inminente cierre de planta industrial local

Inminente cierre de planta industrial local

3291
0

La industrial riocuartense Don Santiago SRL, titular de la marca Rumipal, podría cerrar sus puertas debido a una deuda con el Banco Nación. La empresa propuso un plan de pago pero el Banco Nación no lo aceptó. Un total de 25 familias se podrían quedar sin su fuente de ingreso.

El ingeniero Guillermo Abello, gerente de la industria productora de gaseosas, agua mineral y saborizada que surgió hace 62 años en Río Cuarto, contó a Primero Noticias que la firma atraviesa una difícil situación debido a una inminente subasta del inmueble donde funciona la planta industrial.

Indicó que el remate es impulsado por el Banco de la Nación Argentina debido a una deuda que arrastra desde 2014 la firma por un crédito en la mencionada entidad bancaria.

En diálogo con Primero Noticias, Abello dijo que le han presentado propuestas de pago al banco, las cuales implicaban “el pago total de las ganancias que a la entidad bancaria le hubiera correspondido percibir”, pero manifestó que sistemáticamente fueron rechazado los términos de dicha oferta.

“Hace más de un años que venimos en tratativas para tratar de encontrar una solución a la deuda que tenemos con el banco, pero no encontramos una posición razonable de parte del Nación”, dijo Abello.

Dijo que “se le está ofreciendo al banco más de lo que hubiera percibido si se le hubiera pagado la totalidad del crédito que venció el mes pasado y así mismo no lo aceptan”.

El empresario industrial riocuartense dijo que hay un total desinterés de parte del Banco de la Nación Argentina sobre el futuro de las familias de los 25 trabajadores directos que hoy tiene la empresa y que se rematarle el inmueble, implicará un cierre definitivo de la planta industrial.

“Hemos sabido que a lo largo de muchos años, el Banco Nación ha arreglado de mil formas diferentes y con un montón de gente”.

Guillermo Abello manifestó que el banco no acepta porque si hay una mora, “los intereses pasan a ser más o menos como la deuda externa de Argentina, los mismos suben a pasos agigantados y es imposible de arreglar”.

“Hoy somos víctimas del Banco Nación”

El gerente de Don Santiago S.R.L dijo que la deuda comenzó a partir de un crédito otorgado por el banco en 2014. Detalló que el pasivo entre capital e interés hubiera sido de 7.900.000 pesos, pero según la actualización del banco, la deuda se incrementó a 19 millones de pesos. El ofrecimiento que le hizo la empresa fue de pagarle 10 millones de pesos en 6 cuotas, pero la entidad bancaria no aceptó.

“Hemos podido sortear el remate que el banco había gestionado para diciembre del año pasado, pero esa medida ya la gastamos y ahora de no lograr un acuerdo con el banco es inminente el remate del inmueble, lo cual implicaría la quiebra y el cierre definitivo de la planta porque no nos podemos trasladar a cualquier lado”, lamentó Abello.

A pesar del pasivo, el gerente dijo que actualmente los números de la empresa cierran: “estamos pagando los sueldos al día”, indicó el ingeniero.

 

El origen de la deuda

Según el empresario riocuartense, la empresa funcionaba muy bien, incluso llegó a tener 85 empleados, hasta el año 2009. En ese momento un reclamo sindical obligó a que la firma comenzara a pagar salarios “de las multinaciones”, contó Abello y agregó: “Eso hizo que pasáramos de una masa salarial que representaba el 18  20  de la facturación a un 50 por ciento. A raíz de esta situación se decidió reducir personal para mantener la fuente de trabajo y tuvimos que pagar indemnizaciones”.

Por último, el industrial riocuartense sostuvo que espera una respuesta favorable del Banco Nación. En este sentido, remarcó que la entidad “no pierde el capital prestado, ni los intereses iniciales del crédito, solamente va a dejar de ganar recibir ganancias suculentas, pero creo que no es la función de un banco de fomento como lo es el Nación. Debe bregar para que no se pierda la fuente de trabajo”, concluyó Guillermo Abello.

 

Más de la empresa

Don Santiago S.R.L. comenzó sus actividades en septiembre de 1955, con la elaboración de soda en sifones.

Con el tiempo, el emprendimiento familiar se fue ampliando y perfeccionando. Mediante la incorporación de tecnología industrial y recursos humanos, la industria comenzó a desarrollar otros productos, como la soda en botella, jugos de fruta, agua mineral y una completa línea de gaseosas. Todos bajo la marca “Rumipal”. Y más reciente la elaboración de aguas saborizadas.

Hoy todos estos productos son embotellados en una planta industrial de 5000 m.2 cubiertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí