Inicio Deportes Aimar: “Es un sueño, un desafío, una locura”

Aimar: “Es un sueño, un desafío, una locura”

457
0
Compartir

Así definió el crack riocuartense lo que será su regreso al fútbol con la camiseta de Estudiantes de Río Cuarto, este martes cuando el “Celeste” reciba a Sportivo Belgrano de San Francisco por la Copa Argentina. “Ojalá que sea una fiesta y que podamos disfrutar todos de un rato de fútbol”, expresó Pablo Aimar.

En diálogo con los medios, el futbolista más grande surgido en nuestra ciudad, habló del partido de mañana. Dijo que será el último de su carrera profesional, aunque su hermano, el cuerpo técnico y hasta el propio presidente de Estudiantes remarcaron la importancia de que el Celeste pase de ronda para pedirle a Pablo Aimar que siga jugando.

A prácticamente 24 horas de su regreso al estadio Ciudad de Río Cuarto “Antonio Candini” con la camiseta de Estudiantes, el “Payito”, quien triunfó en River, con la selección argentina y en Europa, definió con de esta manera su retorno al fútbol profesional: “Es una locura, hubiese sido más fácil un amistoso y que me dejaran hacer un par de goles”, y agregó: “Pero sin desafío es medio gris vivir. Marcelo nos va a poner juntos un rato y los muchachos van a correr para que podamos jugar. Ojalá que sea un fiesta y todos podamos disfrutar de un rato de fútbol”.

Ante la pregunta si jugará todo el encuentro disparó: “Sería otra locura” y despertó la risa de los periodistas.

En este partido especial para Pablo Aimar, Estudiantes se juega el pase a la próxima ronda de la Copa Argentina. “Yo por lo pronto voy a disfrutar del hecho de jugar en la ciudad junto a mi hermano”, expresó.

Desde hace unos días, el mejor jugador de la ciudad viene entrenando junto a su hermano Andrés y el resto del plantel pensando en este partido. “Nosotros (por él y su hermano) disfrutamos mucho de los entrenamientos, de el hecho de entrar a una cancha ya es disfrutar del fútbol, después puede pasar cualquier cosa, es una moneda al aire en cuanto al resultado, pero de entrada ya sale bien porque estamos haciendo algo que nos gusta”.

Claro en sus conceptos como a la hora de distribuir el juego, Pablo se refirió a todos los que le permiten cumplir el sueño de jugar para Estudiantes con su hermano. “Yo les agradezco que me dejen hacer esto. Que todos ellos (jugadores, cuerpo técnico y dirigentes) me dejen hacer este capricho, esta locura de jugar por algo”, más aún cuando “Estudiantes se juega pasar en la Copa Argentina”, destacó.

“Se la edad que tengo, el tiempo de inactividad…, llega una edad que pensás y ves cosas que el cuerpo no te permite hacer, pero me he sentido bastante bien entrenando con el equipo”, remarcó.

Señaló que en estas horas previas las vive con mucha alegría junto a su familia. “Estoy igual de nervioso y ansioso. Son sensaciones irrepetibles y que después las estás buscando todo el tiempo. Son esas cosas que te dan el fútbol que no te lo da otra cosa. A lo mejor estoy más nervioso hoy que ante equipos de más historia”.

En referencia a su familia, no podía dejar de mencionar a sus padres, fundamentalmente a su papá por lo que también representa para el fútbol local. “Mi viejo está contento, se emociona, le gusta la idea de poder vernos mañana. Supongo que es algo lindo poder ver a tus hijos jugar juntos”.

Ante la pregunta de los periodistas sobre esta oportunidad de jugar con su hermano, con un tono más distendido, Pablo bromeó: “jugamos muchas veces juntos porque somos los dueños de la cancha y no termina nunca el partido hasta que no ganamos”, y rápidamente recordó que ahora la situación es muy diferente porque tienen por delante el desafío de dar vuelta la serie ante Sportivo Belgrano.

Precisamente sobre el rival, dijo que “no son invitados a una fiesta, ellos quieren ganar y seguramente se van a llevar un buen recuerdo de la cancha llena”, y descartó que el equipo de San Francisco le vaya a hacer marca personal.

El cariño de la gente

Ya prácticamente se agotaron las entradas para el partido de mañana, lo cual demuestra el cariño, afecto y admiración que la gente tiene con Pablo.

“Me encanta el cariño de la gente, cuando era más chico a lo mejor era más seco con eso y no me llevaba tan bien, ahora recibo mejor y agradezco como me trata la gente”, expresó Pablo Aimar.

“Siempre seguimos jugando”

Ante la posibilidad de que el de mañana sea el último partido de su era profesional, Pablo Aimar dijo que “todo el mundo que se dedica a ser futbolista juega de los 5 hasta los 35 años, entonces es su vida eso, después son sensaciones que no las encontrás en otras cosas que no sea jugar al fútbol, pero después siempre seguimos jugando al fútbol. En nuestra esencia somos eso”.

Su rol como entrenador

Pablo Aimar también habló sobre su rol como director técnico de las juveniles de AFA. “Mi función es formar jugadores y ayudarlos a crecer no sólo en lo futbolístico sino también en lo personal. La idea es que los que pasan por las juveniles puedan jugar en primera y en la selección, y que luego de pasar por el predio de AFA se sientan mejor y que han crecido”.

Jugadores con gran potencial

“Hay algunos jugadores que tienen un potencial importante” para jugar en grandes clubes de nuestro país y que ojalá que Estudiantes los pueda disfrutar en una categoría superior el año que viene”.

 

El equipo de Sampaoli

Por último, en el año del mundial de fútbol Rusia 2018, el crack riocuartense se refirió a la selección argentina: “Tiene muy buenos jugadores, creo que es la mejor selección de los últimos años y que tiene a Messi, por eso es candidato a ganar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here