Inicio Locales Caso Sabena: La defensa de Salas dice que no hubo llamadas a...

Caso Sabena: La defensa de Salas dice que no hubo llamadas a los Vargas

86
0
Compartir

El abogado Rolby Valdivieso adelantó a PUNTAL que hoy apelará la decisión del juez de Control de enviar a juicio a la suboficial de la Policía de la Provincia. El caso deberá ser resuelto por una Cámara.

La defensa de la suboficial de la Policía de la Provincia Nancy Salas adelantó ayer a PUNTAL que apelará la decisión de la Justicia de enviarla a juicio sospechada de haber favorecido a los Vargas Parra.

Rolby Valdivieso aseguró que en la mañana de hoy acudirá a los Tribunales provinciales para apelar el auto interlocutorio del Juzgado de Control y Garantías que dispuso enviar a un juicio oral y público a la uniformada. Su postura es que nunca se demostró la existencia de las llamadas entre Salinas y alguno de los integrantes de la familia que acabó siendo condenada por la desaparición de Nicolás Sabena.

Agregó Valdivieso que, aun en el caso de que se hubieran producido las comunicaciones, no existe ninguna desgrabación que pueda echar luz sobre el contenido de esos diálogos. Por lo tanto -desde su particular punto de vista- no quedaría demostrado que la mujer policía quiso advertir a los Vargas Parra de alguna medida procesal.

En el centro de la tormenta

En la edición del miércoles pasado, este diario informó que el juez de Control subrogante, José Varela Geuna, había mantenido la postura del fiscal de Instrucción de Tercer Turno, Fernando Moine, quien le atribuyó a Nancy Salinas el delito de encubrimiento agravado.

Concretamente, a Salinas se la acusa de haber mantenido un contacto telefónico con José Francisco Vargas Miserendino -alias Pepe-, en la madrugada del 9 de diciembre de 2008.

Según el fiscal Moine y el juez de Control, esa llamada se concretó a la 1.43 entre el teléfono corporativo 35844329287 de Nancy Salinas y la línea particular 3584360720, que pertenecía a Vargas Parra, padre.

La llamada tuvo una breve duración, apenas 16 segundos, pero lo que más resquemor generó fue que se produjo horas antes de un allanamiento policial a la quinta que los Vargas Parra tenían en Guardias Nacionales terminación, sitio donde Nicolás pasó sus últimos días antes de que se perdiera todo contacto con él.

En las escalinatas del Palacio de Justicia, el abogado defensor de Salinas, Rolby Valdivieso, adelantó a PUNTAL cuáles serán sus próximos pasos.

-¿Qué posición asumirán?

-Nosotros como defensores vamos a presentar mañana la apelación al auto interlocutorio, que es una especie de sentencia del juez de Control, porque a nuestro entender lo que allí se sostiene genera un agravio para mi clienta.

-¿En qué consiste ese agravio?

-Consideramos que no hay pruebas de cargo de que esas llamadas telefónicas (entre la suboficial Nancy Salinas y José Francisco Vargas Miserendino)  efectivamente se hicieron y, de existir, sostenemos que tampoco hay pruebas de que las llamadas estuvieran destinadas a favorecer a la familia Vargas.

Rosa Sabena fue quien denunció en la Justicia a Salinas y también hizo lo propio contra el comisario Fernando Pereyra y el actual jefe de Investigaciones, Gustavo Oyarzábal. A todos ellos los acusó de haber tomado contacto con los principales sospechosos de haber matado a su hijo.

A Salinas y Pereyra, la madre de Nicolás también los acusa de haber mantenido en silencio un hecho trascedental que supuestamente conocían, y de haberlo informado en el Palacio de Justicia se podría haber acelerado la búsqueda del joven.

Se trata de la detención del mayor de los Vargas Parra en un rastrillaje que la Policía estaba haciendo en la Avenida Argentina la madrugada del 15 de septiembre de 2008.

El operativo policial no estaba vinculado a la búsqueda de Sabena pero, de manera fortuita, los agentes se toparon con “Pepe” Vargas mientras se ocultaba en un estado de nerviosismo que lo llevó a defecarse con la ropa puesta.

Recién habían transcurrido horas de la desaparición de Nicolás; sin embargo, ese sugerente episodio tardó largos meses en llegar a conocimiento de los investigadores.

Salinas y el comisario Fernando Pereyra fueron esa misma madrugada a la Comisaría de Banda Norte para interiorizarse de las circunstancias de la detención de “Pepe” Vargas, pues se trataba de una persona conocida en el mundo del hampa.

En el escrito de elevación a juicio, el fiscal Moine sostuvo que Nancy Salinas, “con un presunto propósito de favorecimiento y colaboración hacia la situación procesal de “Pepe” Vargas, su esposa y sus hijos, no habría informado a la autoridad judicial acerca del procedimiento de aprehensión”.

Consultado sobre este punto, el abogado que defiende a Salinas dijo que eso no es materia de discusión en el recurso que presentará. “Eso no fue materia de investigación en el expediente que yo estoy tramitando. No se investigó nada de eso”.

-¿Qué quiere decir con que no fue materia de investigación? -se le preguntó.

-Que no tuvo relevancia jurídica, es decir, que el motivo por el que elevaron la causa Salinas a juicio no ha sido ese, sino el favorecimiento por llamadas telefónicas.

 

Fuente: Diario Puntal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here