Inicio Locales Diario Puntal cumple 38 años y renueva su estética

Diario Puntal cumple 38 años y renueva su estética

20
0
Compartir

El 9 de agosto de 1980, en una ciudad y una región tan diferentes y a la vez tan parecidas a estas en las que vivimos, salía a la calle por primera vez PUNTAL. Hoy, a 38 años, renovamos nuestra estética manteniendo la misma esencia.

l 9 de agosto de 1980, en una ciudad y una región tan diferentes y a la vez tan parecidas a estas en las que vivimos, salía a la calle por primera vez PUNTAL.

Lo hacía con el propósito de informar sobre los acontecimientos de interés público con fidelidad y la mayor precisión que fuera posible alcanzar, pero también con la ambición de defender los intereses de este lugar del mundo, de vehiculizar las demandas de sus habitantes y de representar sus aspiraciones y sus sueños. Sin ignorar los lados oscuros y las contradicciones propias de todo grupo humano, desde los familiares hasta los más complejos y extendidos, pero siempre con la mirada puesta en la construcción de un futuro mejor.

Casi cuatro décadas después, resulta natural y oportuno preguntarse hasta qué punto ha sido honrada esa lejana declaración de principios. Y buscar la respuesta no tanto en nosotros mismos, en quienes hacemos PUNTAL –desde sus inicios en un puñado de casos, desde hace apenas algunos meses en otros-, privados inevitablemente de la objetividad tan valorada en nuestro oficio, sino en aquéllos para quienes lo hacemos. Y lo que hallamos en nuestros lectores, los de todos los días pero también los ocasionales, es una apropiación del diario, su definición como “nuestro diario” más allá del viejo eslogan o del lugar común. Un “sentirse dueños” del medio que se expresa en el reconocimiento a un acierto, una primicia, una interpretación esclarecedora de un hecho trascendente, pero también –y hasta podría decirse, en mayor medida- en la crítica a veces despiadada frente a una cobertura que hayan considerado excesiva o insuficiente, a una opinión con la que no coinciden, a una omisión inesperada. Porque sólo puede decepcionarnos aquello de lo que esperamos mucho, precisamente porque valoramos lo que nos ha dado.

Ha sido un camino largo y difícil. A la accidentada historia reciente del país, caracterizada por altibajos tan pronunciados como para “llevarse puestas” empresas de apariencia invulnerable, se ha añadido la constante declinación de los medios gráficos, a partir del avance de las plataformas digitales por sobre el tradicional soporte de papel. Muchos diarios sucumbieron ante uno de estos dos frentes de tormenta, o la combinación de ambos. La supervivencia de los que siguen en pie seguramente se ha basado en diferentes factores, pero, al menos en el caso de PUNTAL, una de las claves ha sido el mantenimiento del compromiso con los ciudadanos de Río Cuarto y la región, sin el cual el arraigo que ha alcanzado en el sur cordobés sería imposible de conservar en el tiempo.

Y es que, aunque parezca un argumento diseñado a medida en defensa de una industria en retroceso –pero de ningún modo vencida aún, ni mucho menos- los avances vertiginosos en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación han modificado nuestras realidades profundamente, pero no han dado vuelta todo por completo. La necesidad de los ciudadanos de estar correctamente informados, de disponer de fuentes confiables que les transmitan lo que ocurre en su patria chica, en su país y en el mundo, es tan grande como siempre; y el periodismo –particularmente el periodismo escrito, más apto para el análisis y la reflexión que el audiovisual- es el mejor instrumento para ello.

Lo es más allá de las feroces críticas, ocasionalmente justas, con frecuencia difamatorias y montadas desde la pretensión autoritaria de ocultar la verdad, que se han vuelto rutinarias en tiempos recientes. Si la “democratización de la información” producida por las nuevas tecnologías ha dado lugar a un acceso directo sin precedentes a todo tipo de contenidos, un editor responsable, un periodista profesional y confiable capaz de distinguir la paja del trigo, de ningún modo pasa a ser prescindible, sino que se vuelve más necesario que nunca.

Pero mientras la función a cumplir es la misma, el vehículo a través del cual se materializa debe evolucionar con los tiempos, para estar a la altura de los nuevos desafíos que se deben enfrentar. A ello responde el rediseño puesto en marcha poco tiempo atrás por PUNTAL en su formato digital, y también esta nueva presentación que hoy se inaugura, en coincidencia con el trigésimo octavo cumpleaños del diario, en la edición de papel. Y a través de la cual se procura, con criterios gráficos más modernos y una distribución que pone el acento, de manera todavía más pronunciada que hasta ahora, en la información local y regional, reforzar el compromiso asumido hace casi cuatro décadas con nuestros auténticos propietarios, los ciudadanos de Río Cuarto y el sur de Córdoba.

FUENTE: Diario Puntal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here