Inicio CABECERA Caso Claudia Muñoz: Arrancó el juicio

Caso Claudia Muñoz: Arrancó el juicio

23
0
Compartir

El tribunal de la Cámara Primera del Crimen comenzó a juzgar a Sergio Medina, único acusado por el crimen. En tanto, desde la defensa del imputado aseguraron que “no hay ninguna prueba directa” que relacione al albañil con el crimen de la mujer. La querella ratifica que el imputado y la víctima se conocían desde jóvenes y había un vínculo.

E  tribunal integrado por tres jueces técnicos de la Cámara Primera del Crimen (Virginia Emma y los “debutantes” en el cargo, Natacha García y Daniel Vaudagna) encabeza hoy, y seguramente hasta el viernes, el juicio para determinar si Sergio Medina asesinó a puñaladas a Claudia Muñoz, la tarde del 9 de mayo de 2017. Previo al inicio, el abogado defensor del albañil, Carlos Hairabedian aseguró que en el proceso, tanto el imputado como la comerciante son “las víctimas”.

Asimismo sostuvo que “no hay ninguna prueba directa y sobretodo las pruebas científicas y químicas en el lugar del hecho que puedan acreditar o vincular a Medina” con el crimen. “El conjunto de material que fue recogido en sangre, no guarda vinculación alguna con mi defendido”, añadió.

El abogado fustigó que “la investigación no existe” y puso el acento en que Gustavo Oryazabal- ex jefe de investigaciones- estuvo frente al caso y hoy “está comprometido su crédito” por su vinculación con la causa de narcolavado, por la que se encuentra detenido.

“Él (Oryazabal) fue junto al fiscal Moine, quienes le dieron una dirección a la causa. El propio fiscal se encargó de decir en un momento que no tenía pruebas, ni el móvil”, recalcó.

A su vez, detalló que “la vinculación entre los teléfonos del imputado y de la víctima, descartan completamente que Medina haya hablado con la mujer. Esto es una aseveración de la propia investigación policial”.

Sobre la mención de la querella y la familia de la víctima acerca de un supuesto vínculo sentimental entre Muñoz y Medina aseguró que “se trata de un manotazo de ahogado”.

“La vinculación entre los teléfonos del imputado y de la víctima, descartan completamente que Medina haya hablado con la mujer. Esto es una aseveración de la propia investigación policial”, detalló.

Por su parte desde la querella, recalcaron que había una relación previa al crimen, entre Caludia Muñoz y Sergio Medina, quienes se conocían desde jóvenes. “No se señaló a una persona al azar sino que toda la investigación que se realizó lleva a él y a entender el móvil del crimen”, expresaron.

“A nosotros lo que nos hace llegar a este señor fue el testimonio de una vecina de muchos años en el barrio, a quien le llama la atención la actitud de Sergio Medina al salir de manera tan apurada detrás del auto de Claudia cuando se iba a trabajar. Le pareció algo raro y esto es lo que se le dice al fiscal”, señalaron.

Señalaron que el imputado “nunca pudo dejar en claro qué hizo ese día”.

Admitieron que “no hay pruebas de cargo” contra el acusado pero “si indicios concatenados que los señalan y lelvan a él. No tenemos dudas de que fue Medina quien cometió el hecho”.

Cabe recordar que La comerciante de 51 años, fue asesinada la tarde del 9 de mayo de 2017 en su lugar de trabajo, la pilchería Mil Sol, ubicada sobre uno de los accesos a la ciudad. En ese local de la calle San Martín encontraron su cuerpo con múltiples heridas provocadas por un cuchillo.

Fuente: Puntal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here