Inicio CABECERA El fuego no da tregua: más de 400 bomberos trabajan en distintos...

El fuego no da tregua: más de 400 bomberos trabajan en distintos focos

17
0
Compartir

Los incendios se concentraban en el Valle de Punilla. Controlaron en otros puntos. Estuvo en peligro el Observatorio Astronómico de Bosque Alegre. Las lluvias llegarían recién mañana o el sábado

Más de 400 bomberos voluntarios, con la ayuda de 11 aeronaves, continuaban ayer la lucha para extinguir los incendios forestales en varios puntos de las sierras de Córdoba, fundamentalmente en el Valle de Punilla, en un día en el que el fuego rodeó el Observatorio Astronómico en Bosque Alegre pero fue controlado.

En tanto, los focos que había en la zona de Traslasierra habían sido controlados, mientras se esperan las lluvias para mañana o el sábado.

Anoche el fuego avanzaba en cercanías de la localidad de Las Jarillas y seguían activos los focos en San Antonio de Arredondo y Villa Giardino.

También se informó que, si bien el fuego había sido contenido en los alrededores del Observatorio, las llamas se dirigían hacia Punta de Agua, en donde habían sido evacuadas varias familias.

El secretario de Gestión de Riesgo de Córdoba, Claudio Vignetta, dijo que el foco de Las Jarillas es el que comenzó en la zona de Sol y Río y que ya tiene un mínimo de 10 kilómetros encendido.

El funcionario indicó que es peligroso porque hay riesgo de interfase, por lo que las dotaciones tuvieron que dar su máximo esfuerzo para proteger a las viviendas y cabañas de la zona.

“No se quemó ninguna pero fue difícil. El fuego es intenso, hay mucho viento y la cantidad de humo deja escasa visibilidad”, explicó y advirtió que “el clima y la temperatura son desfavorables”.

El director de Defensa Civil, Diego Concha, afirmó que para combatir el fuego en los alrededores del Observatorio Astronómico de Bosque Alegre se desplazaron 70 bomberos voluntarios.

A su vez, continúa el foco iniciado el martes entre La Cumbre y Villa Giardino, donde se quemó una vivienda completa y vecinos tuvieron que colaborar con los bomberos para evitar el avance de las llamas.

“En la región trabajan 145 bomberos con la asistencia de aviones hidrantes que operan desde el aeroclub de La Cumbre. Se evalúa minuto a minuto si hubiese que realizar alguna evacuación”, precisó Concha.

En la zona de San Antonio de Arredondo y Las Jarillas, 40 efectivos protegen las viviendas del lugar con autobombas y camiones cisterna.

En las Sierras Chicas, en alrededores de la localidad de Unquillo, al igual que en el paraje Morteritos de Traslasierra, donde el martes fueron evacuadas seis personas, los incendios ya fueron contenidos y unos 65 brigadistas trabajan sobre perímetros con puntos calientes para evitar posibles reinicios, en la tarea denominada como guardia de cenizas.

Los 10 aviones hidrantes (seis de Nación y cuatro de la Provincia) se complementan desde el aire en las tareas de extinción con un helicóptero, operan desde diferentes aeródromos de la zona y se reabastecen en el lago San Roque.

El riesgo de desarrollo de incendios forestales continúa siendo extremo en toda la provincia, mientras que el viento intenso sigue complicando el accionar de los bomberos y se esperan lluvias intermitentes recién para el viernes a la noche.

Otro de los efectos de los incendios se centra en el corte de rutas por el humo reinante y la escasa visibilidad que esto provoca.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here