Inicio CABECERA Luego de 15 años, Argentina volvió a hacerse fuerte en la altura...

Luego de 15 años, Argentina volvió a hacerse fuerte en la altura de La Paz: le ganó 2-1 a Bolivia por las Eliminatorias

15
0
Compartir

Con goles de Lautaro Martínez y Joaquín Correa, el equipo de Lionel Scaloni se impuso en la complicada altura del Hernando Siles. Marcelo Moreno Martins había puesto en ventaja al conjunto local

Luego de lo que fue el debut con triunfo ante Ecuador, la Selección llegó a la complicada altura de La Paz para afrontar su segundo compromiso de las Eliminatorias rumbo al Mundial de Qatar ante Bolivia.

El minuto de silencio en homenaje a todas las víctimas que se cobró la pandemia de coronavirus fue el instante previo al inicio del espectáculo. La propuesta de ambos equipos fue clara desde los primeros movimientos: Argentina esperando en bloques y un dueño de casa presionando en todos los rincones.

Un centro de Alejandro Chumacero y una mala salida de Franco Armani conformaron la acción más peligrosa que pudo abrir el marcador, pero el cabezazo desviado de Marcelo Moreno Martins mantuvo la paridad. La amenaza fue contrarrestada a través de Leandro Paredes, quien probó de media distancia con un remate que se fue a centímetros del palo de Carlos Lampe. En menos de 10 minutos, ambos habían hecho los méritos para ponerse en ventaja.

Una mala salida del volante del PSG generó otra posibilidad para el elenco boliviano. El envío de Moreno Martins aparentaba tener un destino de red, pero la notable reacción de Lucas Martínez Quarta evitó la conquista local. De a poco, los de César Farías fueron arrinconando a la Albiceleste.

El gol llegó a los 24 minutos de la etapa inicial con la fórmula boliviana que tanto complicó a la Argentina. Un centro de Chumacero y un testazo de Moreno Martins fueron suficientes para que el conjunto del altiplano celebre el 1 a 0. La distracción de Martínez Quarta y la constante pasividad de Armani representaron algunas razones del tanto local.

Antes del descanso, una aparición de Lionel Messi estuvo cerca de concretar la igualdad. El mejor jugador del mundo probó con un disparo que se desvió en un defensor y el suspenso invadió al estadio, dado que la pelota se fue al córner. Y de ese tiro de esquina el astro del Barcelona se asoció con Paredes, para que el platinado le pegue de primera y reviente el poste izquierdo. El sonido metálico dejó el sinsabor de lo que hubiera significado el empate en el cierre del primer tiempo. Sin dudas, el recurso de la media distancia era la herramienta más punzante.

Sin embargo, el grito de desahogo se dio a través de una corajeada de Lautaro Martínez. El delantero del Inter se adueñó de una pelota y a pura potencia festejó el 1 a 1 para llevar tranquilidad a los camarines. Sin brillo, pero con mucha efectividad, el máximo artillero en la era Scaloni volvía a celebrar en la red.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here