Compartir

Ante una multitud, el “celeste” igualó 0 a 0 en el “Antonio Candini” ante Independiente de Chivilcoy y logró el salto de categoría.

Ya desde la tarde se vivía toda la emoción de los simpatizantes del “celeste” y se dibujaba un día histórico no solamente para el fútbol sino para la Ciudad en general.

Varias horas antes, distintos grupos comenzaron a ingresar a la cancha con el sueño de ascenso… Una multitud acompañó al equipo local y el recibimiento fue realmente emocionante.

A nivel futbolístico, el cotejo fue trabado, jugado como una auténtica final, pero 2 de los 3 resultados le jugaban a favor al equipo de Marcelo Vázquez.

El “celeste” dio muestras de solidez, de que el escenario de la Avenida España era inexpugnable y hasta en el juego final demostró que estaba para dar el salto de categoría.

En un partido cerrado, que mantuvo el cero, Estudiantes logró imponer su autoridad. Si bien no pudo convertir, llevó adelante un gran partido, dominó y no permitió que Independiente de Chivilcoy tuviera chances de salir adelante y lograr un resultado que lo favorezca.

Tras el ascenso, los hinchas ingresaron a la cancha
Tras el ascenso, los hinchas ingresaron a la cancha

Estudiantes está a mano con su historia, con un equipo maduro logra trepar al tercer escalón con un serio trabajo dirigencial y la abnegación de los jugadores y el cuerpo técnico.

Con la garra de sus jugadores y el aliento de sus hinchas, el “león” pudo salir adelante a pesar de las adversidades que le tocó afrontar a lo largo de este 2016. Marcelo Vázquez -cuestionado en más de una oportunidad- supo mantener al grupo enfocado en sus objetivos.

Así fue como Estudiantes se consagró campeón, pero además pudo cerrar el año como el mejor equipo de su zona. Primero en la fase regular, campeón en los playoffs. Un grupo de jugadores que aguantó las más adversas situaciones, y aún así pudieron destacarse en una competencia muy dura.

A partir del 2017, Estudiantes volverá a jugar en una categoría de la cual nunca debió irse. Era tiempo de tener a un riocuartense nuevamente en una competencia tan dura como el Federal A. Pero esto no termina en un ascenso, ya que las aspiraciones de jugadores, técnico, ayudantes, dirigentes e hinchas, es dar siempre un paso más. El próximo año buscará convertirse en uno de los mejores equipos para, de esa manera, llegar a pensar en la tan ansiada categoría de la B Nacional.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here