Inicio OTRAS NOTICIAS El Inmobiliario provincial subirá 30% promedio en 2017

El Inmobiliario provincial subirá 30% promedio en 2017

578
0

Habrá un revalúo y el tope de la suba será 36%. En el tramo rural habrá aumentos de hasta 45% y se congelan los fondos específicos.

La Provincia planea aplicar un incremento tributario promedio de 30 por ciento en los inmuebles urbanos, con un tope de 36 por ciento, mientras que para los establecimientos agropecuarios, la suba media será de 35 por ciento, con un techo de 45 por ciento.

Así se desprende de la exposición que hizo el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, quien concurrió a la Legislatura para entregar el proyecto de Presupuesto 2017 para las cuentas provinciales.

El funcionario reconoció que la presión impositiva ha tocado nivel récord en los últimos años, con un impacto del 42,5 por ciento en el caso de Córdoba si se contabilizan los tributos de todas las jurisdicciones (nacional, provincial y municipal).

En ese marco, sostuvo que la estrategia para el año que viene es «no crear ni aumentar impuestos», aunque el impacto en las boletas se verá por «cambios puntuales tendientes al sinceramiento y el ordenamiento impositivo».

Esas modificaciones van en forma directa sobre los impuestos y no en los fondos específicos (recursos no tributarios), lo que impactará en los giros de coparticipación a municipios y comunas, según destacó Giordano.

Uno por uno

Inmobiliario urbano. En este caso, habrá una actualización del valor de las propiedades. En la ciudad de Córdoba, el precio fiscal de la tierra será la mitad de la valuación municipal, mientras que en el interior habrá un alza de 20 por ciento de la base imponible actual. También habrá un ajuste en la valorización de las mejoras. Esos cambios arrojarán un alza nominal promedio de 30 por ciento, con un tope del 36 por ciento y la eliminación del Fondo para el Financiamiento del Sistema Educativo (Fofise) en la recaudación de ese tributo. Se ampliará el universo de exentos para alcanzar con el 100 por ciento a la totalidad de indigentes y adultos mayores pobres.

Inmobiliario rural. Tal como se preveía, el Gobierno actualizará el valor de la hectárea. En el caso de la zona más productiva, será en función de la cotización del dólar para equiparlo con los valores fiscales en Santa Fe y Buenos Aires. Para el resto de las áreas, será según los índices de productividad de la tierra. El incremento nominal promedio será de 35 por ciento, con tope del 45 por ciento y el congelamiento de los montos de fondos específicos, por lo que toda la suba impactará en el impuesto rural puro.

Ingresos Brutos. Entre otros ajustes, se incrementará de 56 millones a 80 millones de pesos el monto de facturación a partir del cual se aplica el impuesto a las industrias radicadas en Córdoba. En tanto, el límite de ventas facturadas para gozar de la reducción del 30 por ciento en la alícuota subirá de cinco millones a siete millones de pesos anuales. También sube de 14 millones a 20 millones de pesos el escalón de facturación a partir del cual se paga los fondos específicos en el tributo. Por otra parte, los trabajadores autónomos con oficios quedarán exentos si facturan hasta 16 mil pesos por mes.

Sellos. Quedará exentos los contratos de alquiler por hasta 7.000 pesos mensuales si el destino del inmueble es para vivienda familiar. La inscripción de maquinaria agrícola y equipos viales pagará la mitad de la alícuota actual, mientras que se eliminará el tramo suplementario para nuevas unidades de transporte público. En tanto, la inscripción de motovehículos seguirán el mismo parámetro que los autos.

Automotor. Habrá alícuotas progresivas en función del valor de los vehículos. Para los rodados con valuaciones menores a 250 mil pesos se reducirá la alícuota. En tanto, quedarán exentas las motos con bases imponibles por debajo de 20 mil pesos. Por otra parte, la motos empezarán a pagar según los valores informados por Acara y no por la cilindrada, como venía ocurriendo. El tributo se aplicará también sobre las embarcaciones.

Salarios

En el caso de la pauta salarial, Giordano expuso un ajuste escalona de 18 por ciento para los estatales, que implicará un alza global de 20 por ciento en la masa salarial, que este año, según la Provincia, se movió 25 por ciento.

En este punto, Giordano advirtió que la remuneración bruta promedio que paga el Estado provincial es 52 por ciento mayor al sueldo bruto medio que percibe un trabajador privado en Córdoba, una brecha que se amplió en la última década, ya que en 2005 era de 15 por ciento a favor de los empleados públicos.

Incluso, con datos a 2014, aseguró que Córdoba figura entre las cuatro provincias que mejores salarios públicos paga, lote que comparte con Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut. Luego aparece Santa Fe.

Fuente: La voz del Interior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí