Inicio Locales Capacitarán agentes para abordar los flagelos de la droga, el abuso y...

Capacitarán agentes para abordar los flagelos de la droga, el abuso y la violencia en barrios pobres

721
1
- Imagen de Archivo -
Trabajarán en forma conjunta el Observatorio de Derechos Humanos y el Consejo Social de la UNRC, la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) y la Secretaría de Educación y Culto de la Municipalidad de Río Cuarto.

La Universidad Nacional de Río Cuarto formará agentes para que puedan abordar en los sectores más carenciados de la ciudad las problemáticas de familia, infancia y adolescencia, entre las que se destacan los flagelos de la droga, el abuso y la violencia.

Esta es una iniciativa que en forma conjunta llevarán adelante el Observatorio de Derechos Humanos y el Consejo Social de la UNRC, la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) y la Secretaría de Educación y Culto de la Municipalidad de Río Cuarto.

El proyecto se denomina “Jornadas de Formación para Agentes Territoriales: herramientas para la reflexión y acción en el trabajo territorial para el abordaje de problemáticas de familia, infancia y adolescencia”, que este último martes recibió la aprobación del Consejo Superior de esta casa de estudios.

Tendrá como destinatarios a agentes territoriales, profesionales del campo de la salud y la educación (psicopedagogos, psicólogos, médicos, docentes), abogados, trabajadores sociales, estudiantes avanzados de carreras afines, alumnos de las prácticas socio-comunitarias, voluntariados y público en general.

Entre abril y octubre de este año, se prevé el dictado de cinco módulos sobre los siguientes ejes temáticos: “La Constitución de la subjetividad como producto cultural de orden histórico, social y político”, “Violencia y Adicciones”, “El proceso de intervención: Encuentros y desencuentros entre actores diversos y problemáticas complejas”, “Marco legal vigente en los derechos de niños y adolescentes” y “Las organizaciones comunitarias como actores claves de la política pública en el Sistema de Promoción y Protección de Derechos”.

Destaca el proyecto que las Jornadas serán “un espacio de formación, reflexión y análisis de las prácticas de quienes realizan un trabajo sostenido en los barrios pobres de nuestra ciudad”.

Subraya: “Su quehacer, con diferentes objetivos (religiosos, educativos, asistenciales, etcétera), a partir de lo cual van estableciendo un vínculo con las personas que allí viven, tiene un impacto en las subjetividades de los destinatarios de su trabajo, impacto que puede ser enriquecedor en cuanto a la ampliación de recursos para enfrentar su situación de pobreza”.

Droga, abuso y violencia

Con esta propuesta de formación se busca “abordar las problemáticas de la droga, el abuso y la violencia en función de la gravedad de las mismas y la urgencia y responsabilidad que todos tenemos de brindar nuestro saber en pos de su resolución”.

Señala el proyecto: “Si bien estas problemáticas sociales no son exclusivas de las personas que viven en los contextos de pobreza, la desprotección y carencia de recursos económicos y simbólicos de estas últimas dificulta la salida a las mismas. Creemos que son problemáticas difíciles de abordar en tanto, hecha la detección y diagnóstico de cualquier tipo de violencia, abuso o adicción, se entra en un manto de oscuridad. De ahí la importancia de la presencia comprometida y sostenida en el tiempo de las personas vinculadas al territorio, en tanto posibilita la confianza para un mejor acercamiento a estas situaciones”.

Fundamenta además: “La carencia de los recursos materiales necesarios para una vida digna, producto de una cada vez más injusta distribución de la riqueza, es una de las situaciones más graves en cuanto a la violación de los derechos. Por eso, la pobreza debe ser la preocupación primera y más importante de quienes se ocupan de los Derechos Humanos, en tanto constituye una forma de opresión social y de violación de todos los derechos: a la vida, a la salud, a la educación, a la vivienda, al trabajo y a la libertad. Sabemos que la insuficiencia de recursos materiales casi siempre va acompañada de la carencia de recursos simbólicos, lo que, en un círculo viciosos, profundiza las condiciones de vulnerabilidad social”.

Fuente: Prensa UNRC

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí