Con lo justo y con lo puesto ganó Alemania

    471
    0

    Alemania 2 Argelia 1
    30 de junio. Porto Alegre.
    17:00.
    A veces el túnel de salida es una buena medida para saber el pulso del partido. La seriedad implacable de Lahm era notable. Las miradas argelinas y alemanas que no se cruzaban por nada. Los himnos fueron una introducción a un combate que se iba a llevar a cabo en todo el campo de juego. Al comenzar, Alemania totalmente ordenada, buscaba el primero. Los de Löw, son un equipo que hace las dos cosas muy bien, tener la pelota y salir de contra de manera contundente.
    Noier, hacía de último hombre, a los 4 terminó sacando una pelota por el costado y esforzándose de manera notable. Insinuaba Argelia una tarea que estaba preparado para realizar durante todo el cotejo. Las contras de los africanos iban a fondo, mientras que los alemanes mostraban una falla, por lentitud de su defensa. A los 16 minutos una posición adelantada dejó sin su gol a Argelia. Y a los 18 volvieron a incomodar a Noier, demostrando que no la pasaría tan bien el arquero teutón. Con Alemania adelantada buscando el gol, pero siendo Nigeria el más peligroso de los dos.
    Enorme Mbolhi a los 40, en dos tiempos a quemarropa, dos veces a Müller que se quedó con el grito de gol en la garganta. Los europeos tiraban de media distancia convencidos que ese era el camino.
    En el segundo tiempo Alemania le tiró la camiseta encima a los argelinos, pero se encontró con un equipo combativo y que estaba muy metido en el partido. Los desbordes de los laterales que pasan al ataque y los centros al área argelina no daban sus frutos y los teutones no bajaban los brazos en su búsqueda. Las dos mejores situaciones del segundo tiempo fueron para Argelia. Alemania no era para temer como en otros mundiales. El equipo blanco estaba como maniatado. A los 79 el arquero de Argelia sacó chapa de grande y sacó todo lo que le tiraron los delanteros alemanes. Noier no se quedaba atrás también. Lo que le erró Müller a los 82 no tenía explicación, le pegó muy mal con el arquero en el piso.
    A los 89 minutos, Schweinsteiger cabeceó al piso y no pudo doblegar al arquero argelino y el alargue se veía aparecer en el estadio.
    Alargue. Los dos equipos estaban extenuados. Los argelinos salieron con todo, a tapar como sea el avance alemán. Estaba en juego también, las dos escuelas del fútbol, el físico Vs. El de la pelota al pie. A los 92, de carambola Alemania encontró su premio mediante Schürrle que la pellizcó de casualidad y la desvió hacia el gol. 1 a 0 cero para Alemania. En Porto Alegre los de blancos festejaban con alma y vida. La lluvia invadía el estadio para aportar mayor dramatismo al partido. Quedaban tan solo 15 minutos. En esta gran batalla Alemania se quedaba sin algunos soldados importantes entre ellos Schweinsteiger muy dolorido y agotado. Un duelo dramático. Ambos equipos con muchísimo esfuerzo. A los 119 lo liquidó Ozil con un festejo incontrolable.2 a 0. Las cosas estaban en orden de acuerdo a la historia, pero un poco injustas con respecto a lo que se vio en la cancha hoy. En Argelia hay futuro. No se viene nada fácil para Brasil, si es que puede seguir a los tumbos. A los 121 descontó Argelia por intermedio de Djabou, y dejó más claro, que no le será nada fácil en el futuro, a un equipo, superar a Argelia. Ganó Alemania con lo justo y Francia lo espera.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí