Inicio Locales “De alguna forma va a pagar”

“De alguna forma va a pagar”

2689
0
Compartir

Un peatón identificado como Eneas Nicolás Agüero (18) fue embestido por un auto en la madrugada del día domingo y perdió la vida en el acto. Este lunes, familiares, amigos y allegados despidieron sus restos.

Innumerables muestras de dolor se registraron en la cochería de Sobremonte al 1600 donde en la mañana de este lunes velaron los restos de Eneas Agüero, el joven de 18 años de edad que fue arrollado y arrastrado por un auto el domingo por la madrugada.

El lamentable hecho ocurrió alrededor de las 6 de la mañana en Mendoza al 1100, entre las calles La Rioja y Paunero, lugar en el que el adolescente quedó tendido sin vida. En tanto, el conductor del vehículo responsable de la tragedia se dio a la fuga y fue a través de un procedimiento policial que se logró dar con su paradero.

En una vivienda ubicada en la calle General Soler al 2400 se procedió a la detención del sospechoso, Adrianno Massimino de 27 años, y se secuestró el vehículo que habría manejado.

Primero Noticias dialogó con un amigo íntimo de Eneas, David Ochoa, quien además se encontraba con el joven al momento del trágico desenlace.

Muy apesadumbrado, relató lo vivido:  “Veníamos por Mendoza, llegando a la calle Rioja. Eneas se atrasó un poco, se quedó sentado en el cordón (…) cruzamos la Rioja y al avanzar sentimos un golpe de plástico (…) era el auto que ya venía con el cuerpo de él abajo”.

“Lo arrastra por Mendoza, cruza la Rioja y allí yo paro el auto. Le digo que pare, que tenía un persona abajo y en ese momento, aceleró el auto y se fue (…) lo arrastró diez metros más hasta que el cuerpo salió por detrás del auto”, añadió compungido.

Ochoa definió el accionar de Massimino en pocas palabras: “Venía rápido y se fue más rápido cuando terminó de pisar el cuerpo”.

Al ser consultado sobre la posibilidad de que el joven se haya caído o desvanecido antes de ser atropellado, su amigo indicó: “Yo no vi que Eneas se haya caído en ningún momento, lo único que vi es que se atrasó porque se sentó en el cordón, no sé, a atarse los cordones. Nosotros le dijimos ¡dale Eneas! y de repente siento el ruido”.

De acuerdo a la versión del amigo, fue un testigo que estaba en la esquina quien brindó la patente del auto y posibilitó su búsqueda.

Por último, Ochoa dedicó unas palabras en recuerdo a su amigo, lo definió como “una persona hermosa, mi mejor amigo”, al tiempo que destacó: “Pedimos que pague ese loco, de alguna forma va a pagar”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here