Inicio CABECERA Algunas universidades nacionales quieren que se declare la emergencia económica

Algunas universidades nacionales quieren que se declare la emergencia económica

542
0

Lo informó al Consejo Superior de la UNRC el vicerrector Jorge González, tras participar de una reunión del Comité Ejecutivo del CIN. También dijo, que algunos trascendidos indican que el gobierno nacional pretende recortar en unos 7 mil millones de pesos el presupuesto inicial de 85.000 millones, previsto para el sistema universitario nacional en 2017. Tampoco llegaría en 2016, el dinero correspondiente a la conocida Planilla “B”, que permite cubrir algunos desfasajes en los créditos presupuestarios

 

El vicerrector de la UNRC, Jorge González, indicó que la situación económica y financiera de algunas universidades nacionales es crítica y, de hecho, hay una decena de ellas que está promoviendo la declaración de la emergencia económica universitaria.

La situación económica y financiera de las casas de altos estudios estatales fue el tema preponderante en la última reunión del Comité Ejecutivo del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que se llevó a cabo la semana pasada y sobre la cual el vicerrector informó al Consejo Superior de la UNRC en su última sesión ordinaria de este martes.

“Hay una heterogeneidad de problemas en cuanto a la realidad económica de cada una de las casas de estudios, pero algunas de ellas están muy comprometidas y pretenden que se declare la emergencia universitaria”, sostuvo el profesor González.

En este marco, el 29 de setiembre se llevará a cabo en Jujuy una reunión plenaria del CIN y algunas universidades quieren concurrir con la  emergencia ya declarada.

Esta posición, que estaría impulsando un grupo de universidades nacionales, también va de la mano con una versión que llegó hasta los oídos de las autoridades universitarias en los últimos días y que indicaría que el presupuesto inicial de 85.000 millones de pesos que se destinaría a las casas de altos estudios estatales en 2017 sufriría un recorte de entre 6 mil y 7 mil millones de pesos, lo que significaría un duro golpe a las ya debilitadas finanzas de varias instituciones de educación superior.

Según indicó el vicerrector, las universidades más comprometidas y que, en consecuencia, se hallan al borde de la emergencia son aquellas cuya masa salarial afecta casi el 95 por ciento de su presupuesto. Otras, como las del conurbano bonaerense, funcionan en predios alquilados y están sufriendo fuertes aumentos de costos, a los que se suman problemas con el suministro energético.

Precisó el vicerrector González que la posición consensuada por un grupo de universidades, entre las que se encuentra la de Río Cuarto, fue la de esperar hasta conocer el proyecto de presupuesto 2017 para las universidades nacionales antes de tomar alguna decisión, lo que podría ocurrir en el transcurso del próximo mes.

Traspaso de los colegios secundarios

  Por otra parte, el vicerrector indicó que en el seno de algunas universidades existe una profunda preocupación ante informaciones extraoficiales que llegaron hasta el despacho de algunos rectores, que dan cuenta de que el gobierno nacional tendría en carpeta un proyecto para traspasar todos los colegios secundarios que actualmente tienen varias casas de estudios superiores a la órbita de sus respectivas provincias.

Según trascendió, el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, tendría decidido ir a fondo con el traspaso de los secundarios de las universidades a las provincias, lo que fue leído por los rectores como una decisión política del gobierno nacional de “achicamiento” del sistema universitario.

400 millones

   Por otra parte, el vicerrector González informó al Consejo Superior que la Universidad Nacional de Río Cuarto recibió hasta el momento dos pagos, uno de 1.300.000 pesos y otro de alrededor de 3.500.000 pesos, de lo que le correspondería proporcionalmente del refuerzo presupuestario de 400 millones de pesos que en su oportunidad el presidente Mauricio Macri prometió a las casas de altos estudios estatales para hacer frente al incremento de las tarifas energéticas.

El vicerrector estimó que, dentro de la distribución de esos 400 millones de pesos, a la Universidad Nacional de Río Cuarto le correspondería un tercer pago cercano a 1.300.000 pesos, pero reconoció que “la realidad es que las universidades no sabemos con qué criterio se está distribuyendo el dinero”.

Planilla “B”

 En su informe al Consejo Superior, el vicerrector González también indicó que, hasta ahora, no existe ninguna noticia respecto de la ya conocida Planilla “B”, a través de la cual las universidades nacionales perciben un monto determinado de dinero para poder cerrar los desfasajes producidos en los créditos presupuestarios a lo largo del año.

De hecho, según comentó el vicerrector, estos recursos incluidos en la Planilla “B” no llegarían durante el presente ejercicio, lo que suma otro motivo más de preocupación para las autoridades universitarias.

No obstante ello, el vicerrector destacó que la Universidad Nacional de Río Cuarto “no se encuentra desfasada en su política salarial, pero hay otras universidades que tienen serios problemas en ese sentido”, con lo cual no tendrían más opción que declararse en emergencia económica.

De todos modos, la decisión final quedará dilucidada el 29 de septiembre, cuando se reúna el plenario del Consejo Interuniversitario Nacional en Jujuy.

 

Fuente: prensa UNRC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí