Que va a ser Chiquito, es Gigante!!!! Finalistassssssssssssssss!!!!

    317
    0

    Holanda 0 (2) Argentina 0 (4)
    9 de julio. San Pablo.
    17:00
    Cuando supimos que Argentina jugaría con la camiseta celeste y blanca, con pantalón negro y Holanda con camiseta naranja y pantalón blanco, pensé esta vez ganamos otra vez. Se cruzaban los fantasmas de Passarella y los hermanos René y Willy Van de Kerkhof, el Pato Fillol, Krol y Marito Kempes…
    Histórico, dramático, emocionante, conmovedor. Argentina vuelve a ser finalista de una Copa del Mundo luego de 24 largos años, luego de tantas frustraciones, de volver en una primera ronda, de una dolorosa goleada por 4-0 ante Alemania, del doping de Maradona. Por los dos penales atajados de Sergio Romero y el gol del boleto a la final de Maxi Rodríguez, fue 4-2 en los penales tras el 0-0 durante los 120 minutos del tiempo reglamentario y el alargue ante Holanda. El planteo táctico de Sabella fue perfecto, ya que Holanda pretendía que los albiceleste se fueran de boca arriba y les dejaran lugar para la réplica. Un mundial se juega con todo y teniendo en cuenta pequeños detalles, ya que a partir de la semi son muy pocas las ventajas que se logran en la final, salvo la paliza feroz que le pegó Alemania a los brasileros, pero esas cosas son únicas no se repiten nunca más. Ahora nos toca Alemania el domingo en la final, esa que el equipo nacional volverá a disputar tras 24 años, nada menos que en el mítico Maracaná.
    «Estamos todos muy contentos porque Argentina tiene dos títulos y llegamos a la final. Vamos a ver qué podemos hacer. Daremos todo», dijo tras el partido el entrenador argentino, Alejandro Sabella. Humildad, trabajo y dedicación propuso para lo que sigue. En una etapa inicial bastante aburrida, los equipos salieron a estudiarse y ninguno de los dos generó peligro. La primera oportunidad fue un remate desviado de Wesley Sneijder a los 12 minutos. A los 14, un tiro libre de Lionel Messi fue bien contenido por Jasper Cillessen. A partir de entonces, no hubo demasiada emoción, con Argentina intentando y Holanda agazapada atrás y esperando el momento preciso para atacar.
    Holanda mantuvo a Messi contenido en el primer tiempo, pero Argentina atacó con Ezequiel Lavezzi por un extremo y Enzo Pérez se destacó mostrando su despliegue habitual, una marca férrea y buenas proyecciones en ofensiva. Pese a sus intentos, la «Albiceleste» nunca pudo superar a la ordenada zaga naranja.
    El equipo holandés, por su parte, apostó al contraataque con Arjen Robben y Sneijder, pero solamente creó peligro buscando a Robin van Persie por arriba.
    Las cosas no variaron demasiado en el inicio de la segunda etapa del partido, visto por unas 63.000 personas, salvo por el inicio de una copiosa lluvia. Holanda se paró unos metros más adelante en el terreno pero sin intenciones marcadas de atacar.
    Las emociones escasearon y recién a los 81 minutos Marcos Rojo exigió a Cillessen con un remate de media distancia. En el final, el entrenador argentino, Alejandro Sabella, buscó darle más profundidad al equipo, con el ingreso de Rodrigo Palacio y Sergio Agüero por Pérez e Higuaín.
    Holanda apretó el acelerador al final, con Robben más movedizo que en el resto del encuentro y con una clara ocasión de gol cerca del final del tiempo reglamentario que Javier Mascherano salvó en un último esfuerzo. MASCHERANO JUGÓ COMO SE DEBE JUGAR CON SU CUERPO, SU CABEZA Y SU CORAZÓN.
    Robben probó desde lejos a los 98 y su remate fue bien contenido por Romero. En el entretiempo, el aliento de los hinchas argentinos hacia Messi se repitió. Y Argentina finalmente se despertó en el segundo tiempo suplementario, cuando se vio lo más emocionante del encuentro.
    Los dos equipos estuvieron cerca de anotar pero no lo lograron. Stefan de Vrij probó desde lejos a los 110, pero desviado, y Palacio tuvo una oportunidad de gol a los 115, pero definió con un cabezazo sin potencia contenido con facilidad por Cillessen.
    El recién ingresado Maxi Rodríguez estuvo cerca de anotar dos minutos después, pero Cillessen volvió a sellar su valla. Pero Rodríguez tuvo su revancha al marcar el penal definitivo de la serie que le dio el pase a la final a su equipo.
    Un segundo antes que Chiquito Romero se dirigiera hacia el arco a atajar los penales, Mascherano le dijo: “Hoy vas a ser un Héroe y te pido un esfuerzo más”.
    Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía). Público: 63.267 espectadores.
    Serie de penales:
    Para Argentina anotaron Lionel Messi, Ezequiel Garay, Sergio Agüero y Maxi Rodríguez.
    Para Holanda anotaron Arjen Robben y Dirk Kuyt. El arquero Sergio Romero atajó los remates de Ron Vlaar y Wesley Sneijder.
    Los penales no son suerte. Romero tenía data en un pepelito, tenía estudiado a los que pateaban. Ganó Argentina y vamos a jugar la final!!!!

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí