Inicio LO NUESTRO Exigen perpetua: “La vida de Mayco no vale 10 años”

Exigen perpetua: “La vida de Mayco no vale 10 años”

6
0
Compartir

El joven fue baleado por la espalda dos meses atrás. El autor del disparo letal confesó para obtener una condena atenuada, pero los deudos reclaman la pena mayor, por alevosía

La madre y la novia de Mayco Roberto Ceballos (21) piensan que, si el rescate del joven no se hubiera demorado más de una hora o si la Policía en lugar de interrogarlo mientras agonizaba lo hubiera asistido, Mayco aún estaría vivo.

Después de recibir un disparo por la espalda la tarde del 28 de abril en la calle Chiclana al 100, el joven cayó de la moto y con las fuerzas que le quedaban alcanzó a meterse dentro de un kiosco. “Ahí la Policía le preguntó quién le había pegado el tiro, pero mi hijo no lo sabía porque el disparo lo recibió por la espalda”, contó Marta Funes, la madre de quien era conocido como uno de los integrantes de la hinchada del club Alberdi.

“Tocaba el redoblante en Alberdi, amaba el club, vivía para el club y su sueño era abrir una copa de leche para los chicos del barrio”, comentó la mujer.

A su lado estaba María José Sicre, una chica de pocas palabras pero que, al igual que la madre de Mayco, se mostró firme y decidida en conseguir que se haga justicia por su novio.

Ambas mujeres, junto a la abogada querellante Rosa Sabena, están convencidas de que lo que pasó la tarde del crimen no puede quedar en un homicidio con uso de arma, sino que debe aplicarse la figura de alevosía, pues el ataque que sufrió el joven habría sido a traición y sin posibilidad alguna de defensa para él.

Por ese motivo es que se oponen a que el fiscal de Cuarto Turno Daniel Miralles dé vía libre a un juicio abreviado (ver recuadro).

Irán por la alevosía

La postura de los deudos es que se trató de un crimen con alevosía, una figura penal que sólo contempla la prisión perpetua como condena.

En cambio, el acuerdo inicial al que habían arribado el fiscal de Instrucción y la defensa del acusado Sebastián Ezequiel Ramírez contemplaba una pena de 10 años y 8 meses de prisión.

“La vida de mi hijo no vale diez años, ni veinte, nada vale la vida de un hijo, pero al menos quiero que el asesino reciba lo que merece”, dijo la madre de Mayco.

En las últimas horas, ella recibió una noticia judicial que le mejoró el ánimo. El juez de Control y Garantías echó por tierra el acuerdo para que el caso fuera resuelto en un juicio abreviado.

José Varela Geuna -el juez de Control subrogante- consideró que, de acuerdo al hecho que se le atribuye a Sebastián Ramírez y a la prueba reunida, la pena que se le podría imponer no se ajustaría a la que arribaron mediante el acuerdo de partes entre el fiscal y la defensa. Por ese motivo no convalidó la celebración de un juicio abreviado y le devolvió la causa a la Fiscalía para que sea elevada como un juicio ordinario.

La expectativa de la familia de la víctima es que se cambie la calificación legal y se llegue a la pena máxima o, al menos, el homicida sea condenado a una pena mayor a la que se consensuó.

“Mi hijo no era un delincuente, no tenía ningún antecedente penal, en el barrio era muy querido”, dijo Marta Funes. Prueba de ello fue el homenaje que el joven recibió en la cancha del Centro Cultural Alberdi, donde el domingo posterior a su muerte los jugadores de Primera División posaron para los fotógrafos con una bandera en su homenaje.

“Ramírez lo molestaba desde que mi hijo tenía 16 años, más o menos, por cuestiones de fútbol, porque mi hijo era de Alberdi y él es de Municipal. Una vez le tiró el auto encima, otras veces tuve que salir yo a protegerlo. Cada vez se iba volviendo más agresivo y ese día -mencionó Funes en alusión al día del crimen-  mi hijo ni siquiera tuvo oportunidad de defenderse”, señaló.

Rosa Sabena agregó que, si se observan los antecedentes de Ramírez, se hace notoria la escalada de violencia que venía protagonizando. “Empezó con robos simples, después con uso de arma y siguió con privación de libertad hasta terminar en esto”, recalcó.

FUENTE: Diario Puntal

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here